UE cree que test de misiles iraní no viola pacto nuclear pero debilita confianza

Bruselas, 31 ene (EFE).- La supuesta prueba de misiles balísticos de Irán del pasado fin de semana no vulnera el acuerdo con la comunidad internacional sobre su programa nuclear, aunque fomenta la la “desconfianza”, según la Unión Europea (UE).

“La UE reitera su preocupación por el programa de misiles iraní y pide a Irán que se abstenga de actividades que profundizan la desconfianza, como son las pruebas de misiles balísticos”, dijo en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea la portavoz de Exteriores Nabila Massrali.

La portavoz comunitaria recordó que el programa iraní de misiles balísticos “no forma parte del acuerdo” entre la comunidad internacional y Teherán para que Irán no pueda desarrollar armas nucleares.

Por ello, consideró que esta nueva prueba de misiles “no supone una violación” al acuerdo.

Massrali sí que dejó claro que la UE “mantendrá las restricciones” que impuso a Irán por su programa de misiles balísticos el 18 de octubre de 2015.

Esas medidas restrictivas tienen una duración de ocho años a partir de esa fecha, o hasta que la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) concluya que todo el material nuclear en Irán sigue teniendo fines pacíficos, apuntó la portavoz.

“La UE espera que Irán cumpla todas sus obligaciones internacionales, incluyendo la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU”, que prohíbe a Irán realizar pruebas con misiles con capacidad nuclear, afirmó.

La Unión Europea ha dejado claro que Irán y la comunidad internacional deben cumplir el pacto nuclear después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresara dudas sobre el mismo.

Ese acuerdo, alcanzado en julio de 2015 entre Irán y seis grandes potencias (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania), garantiza que Teherán no pueda desarrollar armas nucleares.

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aseguró hoy que su país no usará misiles balísticos para atacar otros países, aunque se reserva el derecho a defenderse, ni los empleará para portar cabezas nucleares.

Zarif respondió así después de que un portavoz de la Casa Blanca dijera que Irán pudo haber lanzado un misil.