Serena Williams, vence a su hermana Venus y se convierte en la nueva campeona del Abierto de Australia

Serena Williams se impuso a su hermana Venus, en el duelo estadounidense por el título en el Abierto de Australia, por 6-4 y 6-4, para recuperar así el puesto de número uno del mundo, y conquistar este título por séptima vez, y sin ceder un set.

Serena, además rompió la igualdad que mantenía con la alemana Steffi Graf y figura ahora con 23 Grand Slams, a un solo título de Margaret Court. Todo ello, en 88 minutos de en una final pobre en cuanto a juego, y que acabó con 46 errores no forzados, 25 de ellos para Venus.

“Mi primer Grand Slam llegó aquí, y alcanzando el 23 aquí también y encima contra Venus, es ese tipo de historia que hace que se convierta en una leyenda. No se podía haber escrito una historia mejor”, dijo Serena.

Después de las emociones y los saltos de alegría de las dos hermanas al salir airosas de las semifinales, se pasó a la emoción contenida durante el encuentro y a un gran abrazo entre las dos rivales al acabarlo, pasando Venus al campo de su hermana para felicitarla de esta forma y acabar así la final de mayor edad en la historia del tenis en la que entre las dos sumaban 71 años y 11 meses.

Serena Williams, de 35 años y cuatro meses, acabó sentada en la pista central tras ganar el último punto y convertirse en la más veterana de la Era Open en levantar un Grand Slam y en asaltar de nuevo el número uno del ránking.