Roger Federer regresó y debutó con un triunfo en el Abierto de Australia