Protestas en contra de posesión de Trump no se han hecho esperar