May confirma plan de un “brexit duro”

En el discurso en el que delineó los objetivos de su Gobierno en las negociaciones que debe mantener con la UE para la salida de Reino Unido del bloque (“brexit”), la jefa de Gobierno afirmó que la permanencia en el mercado único (también llamada “brexit blando”) significaría en la práctica que este país no sale de la UE, como se votó en el referéndum del 23 de junio de 2016, porque aún estaría sometido a la legislación europea.

En su alocución en el palacete londinense de Lancaster House, May dijo estar a favor de “un acuerdo de libre comercio amplio” con la UE después de la salida del país del bloque. Pero “un Reino Unido global debe ser libre para cerrar acuerdos de libre comercio con países de fuera de la Unión Europea”, subrayó. “Reino Unido necesita aumentar su comercio con los mercados de exportación de más rápido crecimiento en el mundo”, agregó.

Fases, derechos comunitarios e inteligencia

También indicó que su país podría buscar un “proceso en fases” para abandonar la UE después de los dos años de negociaciones formales, para evitar asomarse “al abismo”. Eso sí, la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) implica el fin de los días en que el país hacía “grandes contribuciones cada año” a este grupo de países, subrayó la primera ministra británica.

May dijo asimismo que quiere garantizar los derechos de los comunitarios que viven en el Reino Unido y los de los británicos que residen en el continente europeo “lo antes posible”. No obstante, subrayó que el Reino Unido controlará el número de inmigrantes que entran en el país una vez que se retire de la UE.

Además, prometió  que el Reino Unido seguirá compartiendo material de inteligencia con sus socios europeos una vez que salga de la UE, a fin de combatir el crimen y el terrorismo.Insistió en que su país seguirá también cooperando con la UE sobre política exterior, al resaltar que ambas partes tienen intereses y valores comunes.

Acuerdo final se someterá al Parlamento

Por otro lado, adelantó que el Parlamento deberá aprobar en las dos cámaras el acuerdo final sobre el “brexit” al que se llegue antes de que entre en vigor. Este acuerdo no estará listo antes de la primavera (boreal) de 2019, después de la fase de dos años de negociaciones que comenzará con el anuncio formal de salida de Reino Unido.

May está pendiente  de conocer este mes un dictamen parlamentario que podría obligarle, adicionalmente, a consultar con el Parlamento antes de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que dará inicio al periodo de dos años de negociaciones con la UE. May ya adelantó que planea hacer esta petición a más tardar a finales de marzo de este año.

Como sea, la primera ministra británica aseguró que el Reino Unido quiere el “éxito” de la UE, a pesar de su decisión de salir del bloque europeo. Al argumentar la decisión de los británicos de salir de la UE, la jefa del Gobierno subrayó que su país es “internacionalista” y quiere vincularse con otros países, más allá de sus vecinos europeos. El 23 de junio de 2016, los británicos aprobaron por una estrecha mayoría en un referéndum salir de la UE, lo que se conoce como “brexit.