La reapertura de la Plaza de Toros revive discusión sobre maltrato animal en la Corte Constitucional

Mientras que la Santamaría de Bogotá está a punto de abrir sus puertas, se revive discusión sobre maltrato animal en la Corte Constitucional. Con un agravante: ocasionarle daño a un animal hoy es un delito.

La noticia de que luego de cinco años las corridas de toro volverán a Bogotá con la apertura La Plaza de Toros Santa María no tiene muy contentos a los que apoyaron la nueva ley contra el maltrato animal.

Mientras que los aficionados al toreo no se cambian por nadie luego de conocer que el próximo 22 de enero vuelven los festejos taurinos, las demandas adelantadas contra la llamada fiesta brava siguen buscando la abolición de las corridas de toros.

Precisamente, a pocos días de que suenen clarines y timbales en la Santamaría, la Corte Constitucional debate si, a la luz de la nueva ley contra el maltrato animal, las corridas de toros deben seguir excluidas por tener un carácter de manifestación cultural y artística, o si deben ser criminalizadas.

Esto, en razón a que a la luz de esta ley, aprobada en medio de aplausos por los animalistas en el 2016, se dejó de tratar el maltrato animal como una contravención para castigarlo como una conducta penal que tiene como fin cuidar a seres sintientes que requieren especial protección.

Esta normativa estableció penas de prisión de 12 a 36 meses y multas de entre 5 y 60 salarios mínimos a quien maltrate a un animal doméstico, amansado, silvestre, vertebrado o exótico, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud. Dice además que es un agravante cuando estas conductas se llevan a cabo en un sitio público.

La duda ahora es, si los toreros deben acogerse a esa ley o no.

22 de enero 

Por lo pronto, se ha anunciado que ese día se lidiarán seis toros de la ganadería Ernesto Gutiérrez Arango, y en el cartel están mencionados figuras del toreo como El Juli, el peruano Roca Rey, y el colombiano Luis Bolívar.