Google se hace con las herramientas de desarrollo de Twitter

Twitter tiene una cara pública. Es la red social que conocemos, la de los 140 caracteres, la de los trending topics y los hashtags. Tiene también una menos conocida. A lo largo de los años ha creado una colección de herramientas pensada para desarrolladores de apps para móviles.

Esta colección, bautizada como Fabric, abandonará pronto el nido. Google la ha comprado junto con otras herramientas de desarrollo que eran parte del catálogo ofertado por Twitter, como Crashlytics, Digits o Fastlane, por una cantidad que no se ha hecho pública.

Fabric es una herramienta muy extendida entre la comunidad de desarrolladores. Su código está presente en más de 2.500 millones de dispositivos móviles donde realiza todo tipo de funciones, desde la gestión y reporte de errores hasta la autenticación del usuario usando servicios de terceros.

La herramienta y parte del equipo técnico que la mantiene, pasará a formar parte de Firebase, la plataforma de Google para el desarrollo de aplicaciones web y móviles. El equipo considera que los objetivos de ambas herramientas son similares y que la integración será sencilla aunque todavía no hay datos específicos sobre cómo se llevará a cabo.

Twitter asegura que la decisión de deshacerse de estas herramientas forma parte de su estrategia de centrarse en su negocio de red social. La compañía lleva años estancada en número de usuarios activos y ha sido incapaz de rentabilizar sus operaciones. En consecuencia la acción cotiza muy por debajo del precio de su precio de salida al mercado.

Jack Dorsey, fundador y actual presidente de la compañía, ha anticipado que planea que Twitter entre en beneficios durante 2017.

Además de la venta de Fabric, Twitter ha confirmado hoy que no invertirá más en su estrategia para desarrollar el botón de compra, una característica anunciada en 2014. Este botón permitía a compañías integrar un botón para comprar de forma simple productos anunciados en un Tweet pero ha tenido poco éxito en la red social.