La extraña desaparición de un jóven en Barranquilla

Carlos Andrés López, es el nombre del jóven de 18 años que desapareció la noche de este jueves en Barranquilla, sin que se tuviera rastro de su paradero.

Sus familiares reportaron su desaparición a las autoridades competentes de la ciudad. Su padre, Juan Carlos López, con quien ElPlaneta.CO logró establecer contacto, contó con voz angustiada e impaciente: “He recorrido hospitales, clínicas, cai, e incluso medicina legal, pero aún no sabemos nada de Carlos”.  tenía su fe puesta en Dios para que su hijo apareciera.

Según relató su padre, Carlos Andrés, salió de su casa en el barrio Ciudad Jardín de Barranquilla, ayer jueves a las 8:00 de la noche, aprovechando que sus padres no estaban y dejando en casa a su hermana menor de 14 años.

“Cuando mi esposa y yo regresamos a la casa, a eso de las 9:00 de la noche y nos dimos cuenta que no estaba empezamos a llamarlo a su celular, pero ya lo tenía apagado”, al ver que la noche avanzaba y el joven no se reportaba, decidieron preguntarle a los vecinos, quienes afirmaron lo vieron hablando con un amigo del sector y luego irse”.

La última vez que sus familiares vieron a Carlos estaba vestido con camiseta negra manga corta, jean azul oscuro, tennis negros de lona marca Nike con suela gris. “No creemos que se haya ido a algún lugar lejos sin avisar porque no llevaba ni su billetera ni sus documentos de identidad, sólo salió de casa con su iphone 5 y sus audífonos” asegura su padre.

La noche avanzaba y Carlos no aparecía

“Cuando se hicieron las 2:00 de la madrugada yo me desesperé, le dije a mi esposa que saldría a buscarlo y eso hice, pero no fue mucho lo que pude lograr. Todavía mi hijo sigue desaparecido” afirmó Juan Carlos López con voz entrecortada a El Planeta. “Hoy viernes por la mañana llamé a sus amigos del colegio”

Carlos López inicia este lunes su último grado en el Liceo Campestre, institución donde conoció a los que ahora son sus amigos y quienes tampoco han recibido noticias de él. “Yo visité a varios de sus amigos del colegio, pero ninguno se ha comunicado con mi hijo” cuenta su padre, Juan Carlos López.

Sus padres dicen que su comportamiento es normal, y por eso estaban desconcertados por su más reciente publicación en la red social Facebook, una foto publicada  la misma noche de su desaparición en la que aparece  junto a su tía paterna, con un mensaje en ingles que traduce al español:

“La felicidad es irreal, quiero morir.”

Carlos regresa a casa

Tras la intensa búsqueda desatada por amigos y familiares en las redes sociales, Carlos regreso a su casa. En un nuevo audio que esta circulando su padre con voz entrecortada agradecía a Dios que su hijo apareciera sano y salvo.

De acuerdo a la información obtenida Carlos Andrés estaba en casa de un amigo en el barrio Las Delicias. Sin embargo hay versiones que indican que el joven posiblemente fue atacado con escopolamina.