El papa hizo un llamado a afrontar con determinación la corrupción, extorsión y las tratas