El año nuevo encarecerá aún más la vida de los colombianos.

Llega el 2017 y con él, la preocupación

La preocupación de los colombianos crece con el avance de los días del 2017, como era de esperarse, los aumentos planteados por la polémica reforma tributaria empezaron a cobrar vigencia. El aumento del salario para los colombianos, que fue uno de los aparentes “beneficios” destacados durante los debates, ya no suena tan alentador, teniendo en cuenta que sólo será efectivo para aquellos que devengan un mero salario mínimo, pero para los trabajadores que ganan un poco más, este incremento dependerá de la buena voluntad de su empleador, pues en estos casos la ley no obliga a las empresas a realizar estos ajustes. Ni qué decir de quienes trabajan en medio de la informalidad y logran vivir con tan solo un aproximado de $ 7.450 al día y, que según datos del DANE en el 2015, son el 27,8 % de la población, de los cuales el 7,9 % vive en extrema pobreza con cerca de $ 3.400 al día.

Para muchas personas –incluidos quienes están en cargos del Gobierno– la reforma tributaria y las alzas normales que trae consigo el inicio del año solo encarecerán la vida de quienes tienen dinero suficiente para pagar los gastos básicos, es decir, la clase media. Sin embargo, al revisar en detalle algunos puntos de la actual política fiscal solo se puede concluir que en el país se generará mayor desigualdad económica y quienes pagarán las consecuencias de esta situación serán los más pobres o aquellos colombianos que devengan menos ingresos.

Sobrecostos que preocupan 
El impuesto al carbono, mejor conocido como el impuesto verde, pues además de los $ 135 por galón de gasolina o $ 152 por galón de ACPM, se deben sumar los incrementos normales de cada año en el precio del combustible. Este impuesto es un gravamen que recae sobre el contenido de carbono de todos los combustibles fósiles, incluyendo todos los derivados de petróleo que sean usados con fines energéticos. Y, aunque pareciera que esta medida solo ataca a la clase media –que se supone tiene carro–, en realidad afecta el costo final de todos los productos y alimentos que requieran ser transportados a lo largo y ancho del territorio nacional.

El IVA del 19 % que entró a afectar una gran cantidad de productos básicos como son los de aseo en general, afectando incluso temas de salud, pues si se tiene que vivir con $7.450 diarios o $3.400 al día, esos $228 pesos de más que se tendrán que pagar por un jabón de $1.200, son entre el 3,1 % y el 6,7 % del ingreso diario de una persona que vive en situación de dificultad y si debe sopesar con ello la alimentación de sus hijos, la higiene básica indudablemente pasará a un segundo lugar.

Si adicionalmente la persona en dificultad es mujer, por un paquete de toallas higiénicas que cuestan alrededor de  $3.500 las más económicas, tendrá que pagar un sobrecosto de $ 175, que son entre un 2,35 % y un 5,15 % de su ingreso diario.

Tasa de usura en el 33,51 % efectivo anual en el primer trimestre del 2017, que será la más alta de los últimos 12 años. Entendida como el límite máximo con el que un particular o una entidad financiera pueden cobrar intereses sobre un préstamo. La determinación de la entidad afectará el bolsillo de más de 7 millones de usuarios de tarjetas de crédito, y tendrá impacto inmediato en los cobros de interés por mora y en las ventas de comercio a plazos.

El mejor consejo para sobrevivir al 2017 es restringir su presupuesto.