Bombardeo del Ejército de Nigeria a un campo de refugiados en el país, deja al menos 52 muertos y 120 heridos