Abdul Waked mayor accionista del Grupo Wisa hace aclaraciones sobre caso de su sobrino

Bogotá, 23 ene (EFE).- El empresario Abdul Waked Fares, de las sociedades Grupo Wisa S.A y La Riviera, aclaró hoy a través de su representante en Colombia que su sobrino Nidal Waked, extraditado la semana pasada a Estados Unidos, no tiene participación en esos conglomerados.

“Reitero a la opinión pública que el señor Nidal Ahmed Waked Hatum no tiene ni ha tenido relación alguna con las sociedades que conforman el Grupo Wisa S.A, destacando que no es ni ha sido accionista, directivo, representante o colaborador de las referidas sociedades, incluyendo sus filiales colombianas”, precisó el empresario en un comunicado.

Aclaró que tampoco “ha tenido ningún tipo de participación en el desarrollo empresarial y comercial de las sociedades desde sus inicios”.

Varios miembros del clan fueron incluidos en la llamada Lista Clinton y la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) informó en mayo pasado que Nidal había sido detenido en el aeropuerto internacional de Bogotá.

El empresario panameño, de 44 años, fue extraditado el pasado jueves a Estados Unidos donde “comparecerá ante la corte del Distrito Sur de La Florida por el delito de lavado de activos”, según un comunicado de la Policía Nacional.

Waked Hatum afronta sanciones por parte de la Oficina del Tesoro de EE. UU. y cargos criminales desde el 24 de marzo de 2015, cuando la Fiscalía formuló acusaciones en su contra en una corte de Florida.

De acuerdo con el escrito de acusación, entre enero de 2000 y febrero de 2009, Waked Hatum realizó transacciones con propiedades de un valor mayor a 10.000 dólares con las que cometió fraude bancario y con las que pretendía favorecer la “fabricación, importación, venta y distribución” de drogas.

 Asimismo, entre 2008 y 2011, Waked Hatum supuestamente sacó e hizo entrar en EE. UU. dinero procedente de la droga e hizo transacciones financieras con el objetivo de “disfrazar la naturaleza, fuente, propiedad y control” de ciertas propiedades que procedían del narcotráfico, según el escrito de acusación.

En el comunicado de este lunes, Abdul Waked manifestó que “se debe aclarar que no es cierto que las tiendas La Riviera hayan sido cerradas por las autoridades colombianas”.

“No existe orden alguna en tal sentido. El cierre de algunos locales ha obedecido a temas estrictamente operativos”, señala el comunicado difundido por sus abogados.

La compañía La Riviera, especializada en la comercialización de productos de belleza y perteneciente al panameño Grupo Wisa, anunció el pasado 7 de junio que cerraba sus tiendas libres de impuestos en Colombia.

La empresa informó en un comunicado que presentó ante la Superintendencia de Sociedades una “solicitud de sometimiento a control de las sociedades colombianas La Riviera S.A.S., Santafé Duty Free S.A.S. y La Riviera Duty Free S.A.S”.

La decisión se da “en aras de garantizar la transparencia en las operaciones en Colombia y de brindar protección a los empleados y acreedores de las mismas, en cumplimiento de lo establecido por las leyes y normas que rigen en el país”, explicó la firma